¿Cómo tener una mentalidad de vendedor de éxito?

¿Cómo tener una mentalidad de vendedor de éxito?

A lo largo de los años me he dado cuenta de una cosa: le enseño las mejores tácticas de venta, persuasión, estrategia a diferentes personas; una de ellas empieza a ganar más dinero que nunca; la otra sigue obteniendo los mismos resultados de siempre. ¿Por qué?. Adoptar una mentalidad de vendedor de éxito ha sido la consecuencia de poner en marcha ciertas acciones en mi día a día.

La respuesta está en el software que cada persona tiene instalado en su cabeza. Para ser un vendedor de éxito es importante, crucial, conocer las mejores estrategias y tácticas. Ahora bien, como tu mente sea lo suficientemente poderosa como para hacerte abandonar demasiado pronto no llegarás muy lejos.

Vivimos en la sociedad zombi. Una sociedad donde se nos anestesia. Con Netflix se nos olvida pensar. Con los telediarios se nos mete miedo en el cuerpo para no hagamos movimientos demasiado arriesgados. Con la comida basura, harinas, azúcar por todos lados se nos roba la energía. Con el alcohol y otras drogas se pretende que nos inhibamos de una vida que no nos gusta. Esta mente, acostumbrada a la gratificación instantánea y a la vida fácil, nos hace abandonar cuando las cosas se ponen un poco cuesta arriba:  un cliente que nos dice «no», una nueva técnica a poner en marcha, el tener que empezar romperse la cabeza para innovar y buscar nuevas soluciones…

Ser consciente de qué están haciendo con nosotros (nadie en concreto, simplemente los diferentes modelos de negocios que hay creados y que nos dan diferentes tipos de servicio) es crucial hoy más que nunca. Diciéndolo de otra manera, ser consciente de qué estamos haciendo nosotros mismos con nuestra vida es crucial para empezar a vivir una vida plena.

Y vivir una vida plena, consciente, es fundamental para estar tranquilo, vivir en paz y por tanto vender y hacer que las cosas sucedan.

La mentalidad del vendedor de éxito

Una de las cosas que más me gusta hacer en mi vida es experimentar ciertas cosas para ver qué tal funcionan y poder contárselas a otras personas.

Durante el confinamiento de 2020 yo me di cuenta de una cosa: yo me encontraba realmente bien, tranquilo y disfrutando del día a día (confinado) mientras las llamadas a los psicólogos y psiquiatras aumentaban sin parar. ¿por qué? ¿qué había hecho para conseguir esto? Ahora te lo cuento.

Pero antes quisiera comentarte que, gracias a tener un estado mental de «no miedo», de tranquilidad, de paz… eso me ayudó a destapar más y mejores oportunidades de venta durante 2020. Incluso emprendí con un nuevo negocio en octubre de 2020 y que empezó a ser rentable en febrero de 2021. Pero no sólo eso, escribí un nuevo libro llamado «la mentalidad del vendedor de éxito». Esto no hubiera sido posible desde un estado mental de «miedo» «incertidumbre» «intranquilidad».

Descarga Ahora El Resumen GRATIS Y Mis Rutinas Completas de Exito

la mentalidad del vendedor de éxito libro

privacy Tus datos están seguros y NUNCA serán compartidos

 

¿Qué hacer para tener un mindset de éxito?

En estos últimos años muchas cosas han cambiado en mi vida. Cuando en 2012 empecé a ser un consultor y formador en ventas me centraba en la estrategia y en la táctica. Pensaba que eso era lo más importante. Sin duda, las acciones que acometas para vender importan y cómo las hagas también. Durante los primeros años de mi carrera profesional como empresario independiente en eso me centré y sin duda puedo decir que era necesario. El crear mis páginas web, mi logotipo, elegir el posicionamiento de mi marca, escribir mi primer libro, automatizar cientos de emails, crear procesos de mentoría para equipos de venta… fue como seguir el proceso de crecimiento del bambú.

El bambú se dice que echa raíces durante décadas y parece que nada sucede. Sin embargo llega un momento en que cuando las raíces están bien asentadas el bambú crece en pocos meses entre 12 y 15 metros. Eso me pasó a mí. Durante años no vi ningún resultado pero fue después de 2015 cuando empecé a crecer y crecer.

Cuando empecé a tener esa tranquilidad al ver que tu negocio empieza a funcionar es cuando empecé a dedicarle tiempo a cosas que a priori, nada parece que tienen que ver con la venta, pero que a la hora de ponerlas en práctica comprobaba cómo mis ventas se multiplicaban.

Noticias fuera

Todo empezó a cambiar cuando un día decidí poner veto a toda información que no me ayudara a crecer ni ser mejor persona. Fue en ese momento cuando decidí no ver nunca más ni telediarios ni programas de debate político. Piénsalo objetivamente: no necesitas saber lo que pasa en el mundo, ni tragedias ni calamidades con las que no puedes hacer nada. Lo único que sirven estas noticias es para armarte de miedos e incertidumbres y dejarte paralizado mientras pasan las oportunidades frente a tus narices

Declaraciones y afirmaciones de abundancia y prosperidad

Si vetamos toda la información que no nos ayuda a crecer ¿Por qué no repetirnos cada día frases bonitas que sí nos incitan a hacerlo? Es lo que empecé a hacer. Cada día empecé a declarar y a introducir en mi mente pensamientos de abundancia y prosperidad.

Deporte a diario

Te puede parecer una barbaridad esto que te voy a decir, pero a mi la vida empezó a irme bien después de escribir mi primer libro «Vendedor Ninja» pero mucho mejor cuando empecé a hacer deporte. No me digas por qué. Simplemente las llamadas de interesados en mis cursos de formación se repetían una tras otra vez.

Dieta saludable

Vivir en el siglo XXI es un deporte de élite y tu cuerpo necesita ser cuidado para mantener tus niveles de energía altos durante cada día. Hace años yo era capaz de ir a un macdonalds y comerme un par de hamburguesas. Recuerdo que hubo un momento en mi vida en que no podía casi ni levantarme del sofá. Pero un día me sucedió algo curioso. Un antiguo cliente me lo hizo pasar mal, muy mal y mi cuerpo me pidió comer más saludablemente. Es como si el cuerpo humano fuera sabio y te dijera «es hora de comer mejor porque esto nos va a ayudar a sobrevivir mejor». Y poco a poco empecé a cambiar. Sustituí el cola-cao por el café. El azúcar por el azúcar de coco y más tarde por la estevia. Dejé de comer pan blanco. Mi peso empezó a bajar, mi apariencia física a mejorar y mis niveles de energía a subir.

Meditación diaria

No se trata de ponernos a levitar sobre el suelo. Se trata de experimentar el silencio y el foco en una vida ajetreada y veloz. Cada día, al igual que cuido mi cuerpo cuido mi mente.

 

Y todas estas cosas. Me ayudan día a día a no venirme abajo, a levantarme de un salto con ganas de hacer las otras cosas que sí tienen relación directa con las ventas: prospectar, idear nuevos servicios… en definitiva a tener una mentalidad de vendedor de éxito que me ayuda y me guía a estar siempre avanzando, innovando, creando.

Descarga Ahora El Resumen GRATIS Y Mis Rutinas Completas de Exito

la mentalidad del vendedor de éxito libro

privacy Tus datos están seguros y NUNCA serán compartidos

COMMENTS

WORDPRESS: 0
Abrir chat
💬 Haz tu pregunta aquí...
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?