Decretos de prosperidad y Abundancia

Decretos de prosperidad y Abundancia

Quizás puedes pensar que al hablar de decretos para la abundancia estoy un poco loco. Nada de eso. En multitud de ocasiones he leído cómo grandes empr

5 Piedras que te pones en el camino y te impiden que no triunfes en ventas
Para vender más, sé positivo
5 (100%) 1 vote

Quizás puedes pensar que al hablar de decretos para la abundancia estoy un poco loco. Nada de eso. En multitud de ocasiones he leído cómo grandes empresarios, reconocen dedicar un tiempo cada día a meditar, a visualizar, y también a verbalizar una serie de expresiones qué hacen que poco a poco su subconsciente las vaya adoptando como verdades absolutas.

Por ejemplo, si te dices cada mañana “soy capaz de alcanzar un éxito extraordinario”, ten por seguro que lo conseguirás. A estas expresiones habladas las he llamado en este artículo decretos de prosperidad y abundancia.

Ahora bien, no lo conseguirás por arte de magia. No es cuestión de supersticiones. De hecho, yo soy una persona que rechazo cualquier acto de superstición. No sé ni que horóscopo soy. Cuando veo una escalera por la calle no me importa pasar por debajo si hacerlo me facilita el camino.

La cuestión es que el verbalizar un pensamiento hace que éste poco a poco vaya entrando en nuestro subconsciente y tal y como hemos hablado en otros artículos que tratan sobre la abundancia, ese tipo de pensamientos te hará sentir de cierta manera, y ese sentimiento te hará actuar y esa acción te hará acercarte a los resultados que tú quieres obtener.

Vuelvo a recalcar: acción. Sólo por rezar estas frases te aseguro que nada sucederá. Yo empecé a verbalizar ciertas afirmaciones cada mañana y mis estándares, como dice Tony Robbins

Decretos de prosperidad y abundancia

han aumentado sin darme cuenta. Me siento con una mentalidad más fuerte, cargado de más energía lo cual me ayuda a ponerme en accionar y a acercarme cada vez más a mis objetivos.

Concretamente leí un libro de desarrollo personal llamado “Mañanas Milagrosas” el cual te recomiendo sin lugar a dudas

 

54 decretos de prosperidad y abundancia poderosos que puedes repetir cada mañana para atraer la abundancia a tu vida personal o profesional:

Yo soy una persona de éxito
Acepto y quiero una abundancia ilimitada
Voy a tener éxito en todo lo que emprendo.
Mi éxito es inevitable.
Estoy abierto a una vida de Abundancia y prosperidad.
Aporto valor al mundo y el mundo me lo devuelve multiplicado por 100
El éxito y el dinero me acompañan
Merezco la abundancia.
Soy una persona rica y abundante me lo merezco.
Elimino de mi vida el rencor, y los malos pensamientos hacia los demás.
Vivo lleno de abundancia.
Soy una persona única y excepcional soy creativo y tengo éxito en todo lo que emprendo.
Vivo la vida con alegría y esto me aporta cosas buenas.
Vigor abundancia y comparto. Comparto más cosas buenas me llegan en mi vida.
Tengo deseo por alcanzar el éxito y dicen que lo voy a conseguir. Por eso camino día a día y me pongo en acción para hacer ese deseo realidad.
La abundancia es ilimitada y así se manifiesta en mi vida.
Mis pensamientos de prosperidad crea en mi mundo próspero y abundante.
Dejo ir con amor todos los sentimientos de carencia y de limitación. Acepto vivir lleno de amor, y abundancia.
Ve oportunidades en cada sitio y actúa en consecuencia para aprovecharlas.
Me siento dichoso y agradecido por todas las cosas buenas que me suceden en la vida.
Mi vida es abundante y todo lo que necesites mi vida me llega en el momento preciso.
Toda la abundancia que me rodea y manda de mí.
Yo vivo en un universo infinitamente abundante.
Puedo crear dinero y abundancia a través de la pasión, de la alegría, calidad y el amor propio.
Mis creencias, pensamientos y mis acciones de abundancia crean mi realidad abundante.
El dinero fluye en mi vida.
Yo soy el origen de todo lo bueno que me pasa.
Mi energía está abierta y fluye en todas las áreas de mi vida.
Siempre tengo más dinero del que necesito.
Me doy permiso para tener más de lo que jamás soñé que tendría.
Yo vivo una vida abundante, la riqueza está presente en todos los aspectos de mi vida.
Todo encaja en mi universo. Todo es perfecto en mi universo.
Me comprometo a vivir una vida de abundancia.
No persigo el dinero. Vivo en armonía y el dinero viene a mí.
Estoy abierto a que lo bueno venga mi vida.
Soy capaz de hacer y conseguir todo lo que me proponga y mucho más.
Hago que las cosas sucedan porque soy una persona de acción.
Tengo una visión y camino cada día para hacerla realidad.
Sé cuál es el valor que aporto a la sociedad.
Honro mi valor.
Doy las gracias al universo por todo lo que tengo.
Todo el dinero que inyecto la sociedad me viene multiplicado.
Estoy abierto a recibir.
Tengo abundancia en todas las áreas de mi vida.
El dinero no es malo lo que es malo es el uso que se hace del dinero
Mi dinero es una Fuente Dé bien para mí y para las personas que me rodean
Soy financieramente libre e independiente.
Utilizo el dinero para crear cosas buenas en mi vida y en mi entorno.
Elijo vivir una vida abundante.
Vivo en universo rico y abundante.
Los clientes no se acaban, la es ilimitada.
Vivo el presente porque es el momento donde puedo hacer que las cosas sucedan
Siempre doy un poco más, aporto un poco más, y la vida me devuelve mucho más
Elimino de mi vida la pereza. Soy una persona llena de energía y la transmito.

Vuelvo a recalcar. ¿Ocurrirá la magia sólo por leer estas afirmaciones? Bien… quizás la magia es que, sin darte darte cuenta, empieces a hacer cosas que no habías hecho hasta la fecha y que por tanto te reportan resultados diferentes.

Puedes leer un poco más sobre la prosperidad y la abundancia en este post que escribí hace poco.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0